Tip de belleza: cómo hacer una manicura básica en casa.

En el anterior videotutorial, Luz nos contó cuáles son los utensilios necesarios para hacer una correcta manicura en casa y trabajar cada detalle de las manos y de las uñas.

En este vídeo, nos muestra cómo seguir el paso a paso del proceso de una manicura en casa para que puedas aplicarlo tú mismo/a fácilmente.

Paso a paso de una manicura perfecta en casa

Ya tienes todo preparado sobre la mesa, tan solo tienes que seguir estos pasos:

  • Introduce los dedos en el bol de agua tibia con unas gotitas de aceite de lavanda durante 5 minutos. De esta manera, las cutículas y las uñas se reblandecen.

  • Pasados estos 5 minutos, seca bien los dedos y las uñas y aplica un reblandecedor de cutícula.

  • Mientras el producto hace efecto, corta las uñas si están demasiado largas o empieza a limarlas. Es muy importante saber cómo limar las uñas para no abrir las capas de queratina que tenemos. Observa bien el vídeo para aprender a limar bien tus uñas.

  • Una vez tengas el limado de todas las uñas, no soples el polvito que se ha generado. Emplea un pincel o una brocha para retirarlo.

  • Para retirar la cutícula, que ya se ha reblandecido, emplea una espátula empujándola hacia atrás. Si hubiera mucha cutícula, puedes usar un corta cutículas. Pero si no, con el producto que has aplicado es suficiente.

  • El siguiente paso es limpiar la parte interna de la uña. Puedes emplear un bastoncillo con un poco de agua oxigenada si hay muchas impurezas acumuladas.

  • Para pulir, usa un pulidor. Luz, además, le añade un poco de polvo de diamantes para pulir. Así, eliminamos las células muertas de la capa córnea de la uña, es decir, de la capa más superficial. Es una manera de aplicar un peeling que nos ayuda a dejar la uña más lisa, más luminosa y con menos imperfecciones.

  • Es momento de nutrir la cutícula. Para ello, emplea un aceite y extiéndelo alrededor de la uña aplicando pequeños círculos para que penetre bien el aceite.

  • Dejamos actuar unos minutos y, mientras actúa, hacemos un masaje con una crema hidratante de manos. La anatomía de la mano tiene 27 huesos y, además, tiene puntos reflejos al igual que los pies. Lo que buscamos es hacer un masaje con intención. En el vídeo, Luz explica qué representa cada punto reflejo que tenemos en las manos y cómo podemos tratarlos a través del masaje. Es importante que prestes atención al vídeo para aprender a aplicar los movimientos e interpretar las terminaciones que tenemos en nuestras manos. ¡Es muy interesante!

  • Cuando termines tu masaje, si ha quedado exceso de grasa del aceite y la crema aplicada, puedes retirarlo con una toalla o con un producto desengrasante para que la laca de uñas no resbale al aplicarla.

  • Luz recomienda emplear un tratamiento de uñas que ayude a mantenerlas en un estado saludable y que no se estropeen con el paso del tiempo. Es fundamental que este tratamiento contenga silicio.

  • Si quieres aplicar un toque de color, primero emplea una base. Después aplica color. Y, por último, brillo.

                                                                                     ¡Ya tienes una manicura perfecta!

¡Te esperamos en los próximos vídeotutoriales con Luz Camarelles!