El Acné: Es una acumulación de sebo en el folículo piloso que esta desordenado por un exceso de producción bien sea por grasa o por un desorden hormonal que elimina los desechos a través de la sangre inflamando el folículo piloso dando lugar a comedones, pústulas, etc. si no son tratadas van engrosando y provocando con el tiempo cicatrices.

Para que el tratamiento sea eficaz primero habrá que evaluar qué tipo de acné vamos a tratar y la mejor técnica para abordarlo.

Hay tratamientos con ácido salicílico, que regula el sebo, también se trabaja con productos para aplicar en casa y de este modo llevar una continuidad.

En otros casos se recomiendan tratamientos con tecnología punzada para marcas o cicatrices bien con láser bien con dermapen, son métodos muy eficaces para normalizar el tejido de manchas, marcas, etc. con la combinación de varias técnicas se consigue el resultado deseado.

 Cicatrices e imperfecciones: Para las cicatrices y queloides se utilizan las técnicas de láser, radio frecuencia y micro punción. Si fuera preciso podríamos optar por relleno de ácido hialuronico dependiendo de cada cicatriz y la zona en la que se encuentre.