Es una de las técnicas para bajar de peso, volumen en zonas concretas del cuerpo además de mejorar la textura y aspecto de la piel.

La crioterapia activa los músculos, estos se tonifican produciendo un ligero calor que hace que se produzca una pérdida de grasa en la zona tratada a la vez que hace una vasoconstricción que cuando se retira provoca la vasodilatación aportando más oxígeno a las células  y  produciendo una reafirmación de los tejidos