Consejos nutritivos para el verano

Se van acercando las vacaciones y empezamos a pensar en la playa, esa
cervecita fresquita en el chiringuito acompañada de un picoteo enfrente
del mar, tumbarnos al sol horas y horas…pero, ¿Qué pasa con nuestra
alimentación y nuestros buenos hábitos?
Algunos estarán pensando que van a tirar por tierra todo lo que han
estado haciendo durante el año para cuidar su alimentación, y otros que
ya no llegan a tiempo de ponerse el bañador o la ropa del verano pasado.
Ni abril, mayo y junio son para la famosa operación bikini (mejor que
cuidéis la alimentación todo el año y tengáis buenos hábitos), ni julio y
agosto son para despilfarrar y no prestar atención a lo que comemos con
la excusa de “estoy de vacaciones”
Así que, ¿cómo debemos comer en verano? De la misma manera que lo
haríamos durante el año, si nuestra alimentación ha sido adecuada, rica
en verduras, hortalizas, frutas, legumbres, cereales integrales, huevos,
carnes magras y pescado…y nada de ultra procesados.
Aun así, para aquellos que no estéis seguros de cómo mantener una
alimentación saludable durante el verano, aquí van unos consejos:
– Con el calor apetece hacer platos fresquitos y ligeros como
ensaladas, gazpachos, cremas frías, batido de frutas…así tomarás
más verduras y hortalizas.
– Dedica tiempo para elaborar esas recetas que durante el año no te
da tiempo como patés de verduras, hummus casero…
– Consume fruta como tentempié ya que en verano hay mucha
variedad de fruta. Estas son las de temporada: cerezas, paraguayos,
nectarinas, nísperos, albaricoques, sandía, melón, uva, ciruelas….
– Prepara bebidas refrescantes como limonadas, granizados de limón,
sandía, fresa….
– Elabora helados caseros con fruta, yogur, trozos de cacao puro.
– Cuando comas en la playa o en montaña, lleva un tupper con una
ensalada en un recipiente que se mantenga fresco, y fruta como
postre, que te aportará agua.
– Evita los platos calientes, con mucha grasa o copiosos, ya que la
digestión se hará más costosa y con el calor más pesada.
– Prepara aperitivos más saludables como aceitunas, tomates cherry
con queso feta, brochetas de frutas, humus con crudités,
berberechos o mejillones…
– Aprovecha el tiempo libre para practicar deporte: salir en bici,
senderismo, nadar, deportes acuáticos (surf, kitesurf…), correr…
Así que recuerda comer bien durante todo el año, sea la época del año
que sea, cuida tus hábitos y olvídate de dietas milagro que prometen
muchos kilos, pero se pone en riesgo la salud.
¡Disfruta del verano!

Dept. Nutrición  Nepher