Cómo realizar un maquillaje perfecto

Nos acercamos a las fechas de las fiestas más esperadas en todo el año. El momento en el que aprovechamos para reunirnos con la familia, amigos y seres queridos. Las Navidades son la época del año en la que más encuentros y eventos tenemos. Por ello, te traemos en este artículo, los pasos esenciales para que, desde casa, le saques todo el partido a tu maquillaje. Maquillaje de día o de noche, no habrá momento que se resista a que luzcas una piel bonita y radiante en la que todos tus puntos fuertes se vean potenciados.

El secreto de un correcto maquillaje es la limpieza facial

El secreto de un buen maquillaje es la limpieza facial previa. Sí, has leído bien: el éxito de tu maquillaje va a depender de cómo haya sido la limpieza de tu rostro previamente.

Lo primero que debes hacer es limpiar tu piel para que no tenga impurezas o restos de maquillaje anteriores. Emplean un gel facial acorde a tu tipo de piel. Aplica el tónico que te ayude a regenerar el ph de la piel. Antes de aplicar la crema hidratante, también puedes usar el sérum específico para ti y, culminar con la crema hidratante. Tu piel lucirá mucho más jugosa y con su brillo natural. Hidrata también tus labios y el contorno de ojos antes de aplicar el maquillaje. Son dos zonas que se deshidratan con facilidad y, en épocas de frío requieren de un cuidado extra.

Vamos a por el segundo paso: aplica la base de maquillaje para unificar el color de tu piel. Todas las pieles presentan impurezas por muy variados motivos: manchas del sol o manchas causadas por las hormonas, marcas de acné… El maquillaje va a ayudar a que unifiques el tono de la piel, destacando la uniformidad y la suavidad de una piel bien cuidada. Asegúrate que el maquillaje que utilizar responde a tus necesidades de color pero también es el apropiado a tu tipo de piel. Hoy en día, cuentas con un amplísimo abanico de posibilidades y puedes encontrar el perfecto para ti. Si, previamente has hidratado la piel, notarás que tu maquillaje dura mucho más tiempo en tu rostro en muy buenas condiciones.

El tercer paso: aplica el corrector de ojeras. Este en un must en cualquier estuche de maquillaje. Ayuda a minorizar las imperfecciones del contorno de ojos. Ocurrirá lo mismo que con el maquillaje, si has hidratado correctamente esta zona, el corrector se absorberá con mayor facilidad evitando las típicas “grietas” que aparecen cuando pasa un tiempo desde que has aplicado el maquillaje. Es importante que un especialista te ayude a elegir el corrector idóneo para ti, es uno de los productos de maquillaje más mágicos.

Cuarto paso: emplea los polvos traslúcidos para fijar el maquillaje y que te dure 24 horas intacto. Los polvos traslúcidos no aportan color, simplemente sellan el maquillaje para que dure mucho más tiempo. Así que ya sabes: hidratación + polvos traslúcidos son la clave de la duración de tu maquillaje durante muchas más horas.

Últimos pasos: maquillarse es un bonito ritual del que puedes disfrutar muchísimo. Si los 4 primeros pasos los llevas a cabo, lo último será aportar color al rostro:

  • maquilla tus cejas

  • usa el eyeliner para potenciar tu mirada;

  • aplica la sombra de ojos que más te favorezca.

  • y pon tu máscara de pestañas

  • aplica el colorete en la zona de la “manzanita”, es decir, los pómulos;

  • emplea el iluminador en las sienes;

  • utiliza un perfilador de labios para delinear el contorno;

  • maquilla tus labios con tu color favorito.

Sácale todo el partido a tu maquillaje desde casa

¡Último consejo! Si tienes una piel clara, elige los tonos fríos, te favorecerán muchísimo. Pero si tienes una piel morena, decántate por los tonos cálidos.

Ahora ya sabes cómo lucir un maquillaje perfecto estas Navidades. Si tienes alguna consulta sobre qué productos usar para ti, cuenta con nosotras. ¡Te ayudaremos en nuestro centro!