Chorros Yet

Los chorros de agua a presión sobre el cuerpo se aplican a una distancia, potencia y temperatura determinada para conseguir un efecto terapéutico a nivel circulatorio, descontracturante o anti estresante,  siendo dirigidos a nivel reflexoterapeutico. La sesión puede durar entre 2 y 10 minutos.